sábado, 25 de diciembre de 2010

Riqueza





¿Eres rico?

Puede que tengas una cuenta corriente con pocos ceros. Una nómina un poco justa y una capacidad de ahorro menor de lo que te gustaría.

Pero tal vez lo compenses con:

Sonrisas constantes
Buen humor
Ganas de mejorar en lo que haces
Curiosidad infinita
Buena conversación
Interés en ayudar a los demás
Ganas de escuchar lo que tienen que contarte
Amabilidad...

Y si es así,
quizá seas mucho más rico de lo que piensas.

¡Feliz Navidad a todos!


-- Desde Mi iPad

martes, 7 de diciembre de 2010

¡Sálvate!


Esta tarde mientras leía el último libro de Marc Vidal, no he podido evitar alzar la vista y ver un curioso anuncio de un juego de mesa de uno de los programas del corazón que mejor funciona en las sobremesas de nuestra excepcional televisión. Parece que se trata de una especie de Trivial, pero las preguntas deben tratar sólo temas relacionados con la prensa rosa: ¡Maravilloso!

Casualmente hoy se publican los resultados del último informe PISA en el que, para variar, no salimos muy bien parados. Es curioso, pero no por repetido, deja de llamar la atención. Formamos parte de una sociedad anestesiada. Vamos pasando los días con cuatro ideas, unos cuantos estereotipos y conversaciones que giran en torno a los últimos resultados de fútbol. Nada que decir, si formasen parte de un bagaje mucho más amplio. Pero lamentablemente no es así.

Nos estamos confundiendo con los modelos. Poco podemos esperar de una sociedad en la que el valor del éxito y el triunfo se mide por los minutos de TV en unos programas que poco ayudan a enaltecer el alma.
Sin embargo entre tanta mediocridad, sigo confiando en que llegue el día que vea a los jugadores de fútbol de cualquier equipo subir al autobús que los lleva a la concentración con algo más que un reproductor de música. Un libro podría despertar la curiosidad de los miles de personas que tienen a los jugadores como modelo.

Mientras tanto y casi parafraseando el título del programa al que me refería antes: ¡POR FAVOR SÁLVATE!

domingo, 5 de diciembre de 2010

Carta a los RR. MM.



Queridos Reyes Magos,

Hacía demasiado tiempo que no empleaba con vosotros este medio como vía de comunicación. Es cómodo hacerse la idea de que con un simple pensamiento sois capaces de tener en cuenta lo que cada uno de nosotros desea para Navidad. No obstante creo que merece la pena hacer un pequeño esfuerzo y poner por escrito los regalitos que estarían bien para estas fechas.

Empecemos:

No dejar de amar.

Me gustaría ser capaz de dominar mis emociones y que no sean ellas las que a veces me controlen a mi.

Transmitir pensamientos positivos y conseguir hacer lecturas enriquecedoras de aquello que me rodea.

No perder las ganas de aprender.

Hacer que mi empatía hacia los demás crezca, no dejar de ponerme en el lugar del otro y entender por qué piensa o actúa de la manera en que lo hace.

Mejorar mi capacidad de escuchar. Poner los cinco sentidos cuando alguien se comunica contigo, sin juzgarlo.

Eliminar mis prejuicios.

Ayudar.

Bueno, ¡un momento! ¡Pero si todo lo anterior no deja de ser algo que depende de mi! En fin, no me quedará más remedio que poner todo mi esfuerzo y empeño en ello. En cualquier caso, vuestra ayuda siempre será bienvenida. Y para que no me echéis en cara que no dejo nada para vosotros, siempre será bienvenido en casa un Apple TV.

Un fuerte abrazo para los tres.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Coge las riendas


Hace unos días escuché en una conferencia una frase de Milton Friedman: "Los grandes avances de la civilización, ya sean en arquitectura o pintura, en ciencia o literatura, jamás han venido de un gobierno central".

Y más allá del contenido ideológico que se le quiera buscar, a mi es una frase que me dice muchas cosas. La interpreto como un llamamiento a la responsabilidad individual. Un grito a la capacidad que reside en cada uno de nosotros de actuar movidos por nuestra pasión, por nuestra necesidad de realización individual, sin necesidad de esperar que otros decidan por nosotros.

Porque en definitiva, el camino, la verdad y la luz están dentro de cada uno de nosotros.
Así que quién mejor que tú para ser el jinete de tu propia vida. El riesgo de caída siempre existe por supuesto, pero nada mejor que levantarte y volver a coger las riendas.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

¿Realidad?


¿Qué significan para ti personajes como: Bill Gates, Che Guevara, Mao, Pol Pot, Stallin, Marx, Einstein, Churchill, Lenin, Steve Jobs...?

Los calificativos y las interpretaciones históricas que de ellos podemos tener serán diferentes para cada uno de nosotros, dependiendo de diveros factores que hayan podido condicionar nuestra visión y concepción de la realidad. El punto de vista del observador es un elemento determinante a la hora de analizar y procesar los aspectos de la realidad. Cuántas veces a lo largo del día nos encontramos con interpretaciones incluso antagónicas sobre un mismo suceso. A veces sólo basta con leer la misma noticia en varios periódicos para darnos cuenta de ello.

Por eso siempre es enriquecedor considerar opiniones diversas antes de formarnos una opinión acerca de algo. Puede que sea más pesado y laborioso pero puede que también contribuya a abrir nuestra mente a nuevas ideas.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Interesado en ti


Hacía días que tenía pendiente este libro: "A toda marcha" que puede resumirse con la siguiente idea: cómo nuestra preocupación e interés sincero por los demás puede ayudarnos a conseguir resultados que nunca hubiésemos imaginado tanto en el ámbito laboral como en nuestro entorno personal.

Una idea sencilla, pero que en demasiadas ocasiones dejamos de lado, cuando nos vencen las prisas o nuestro mal humor. Hemos de saber dominar nuestras emociones (ser dueños de nuestras emociones) y ser capaces de enfocar nuestra actitud desde el positivismo. Algo difícil de conseguir sin duda, pero que merece la pena.

He recordado una frase que leí hace unas semanas y que está relacionada con esto, es de
Jeremy Benthan y dice:

"Crea toda la felicidad de que seas capaz, suprime todas las desgracias que seas capaz: cada día te permitirá e invitará a añadir algo al placer de los demás, o a mitigar sus sufrimientos. Y por cada grano de alegría que siembres en el corazón de los demás, encontrarás toda una cosecha en tu propio corazón, al tiempo que cada tristeza que arranques de los pensamientos y sentimientos de tu prójimo será reemplazada por hermosas flores de paz y gozo en el santuario de tu alma".

PD: Gracias Josep por pensar en mi y dejarme el libro.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Comunicar

Somos seres comunicativos.

De entre las diferentes definiciones que aparecen en el diccionario de comunicar, la primera lo dice todo: "Hacer a otro partícipe de lo que uno tiene".

En cualquier circunstancia transmitimos algo y con nuestra conducta hacemos a los demás partícipes de lo que tenemos, de lo que somos, de lo que les ofrecemos. Y esta proyección de nosotros mismos la realizamos:

  • cuando hablamos
  • cuando escribimos
  • con nuestros movimientos
  • con nuestra sonrisa
  • con nuestros gestos
  • con nuestro olor
  • con la mirada
  • cuando tocamos
  • cuando nos enfadamos
  • con nuestra forma de vestir
  • con nuestra actitud...
De ti depende el mensaje que quieras transmitir de ti mismo al resto. No olvides que no paramos de emitir señales y sólo tú eliges de qué tipo.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Flores

¿Qué tipo de flores son tus favoritas?

Quizá prefieras las artificiales, siempre impecables y perdurables en el tiempo, fáciles de mantener y que te piden pocos cuidados.

O tal vez tus favoritas sean las naturales, que aunque requieren más de tu atención y a pesar de que terminarán marchitándose, ofrecen un aroma y un aspecto genuino. Son auténticas.

La mayoría, a pesar de ciertas desventajas, preferimos las naturales. Y creo que cuando se trata de personas, también. Aún a riesgo de las numerosas imperfecciones que tenemos.

Elegir ser auténtico, ser tú mismo, no es nada sencillo, pero a la larga es mucho más beneficioso para todos y más enriquecedor. Nos enseña más alguien que no esconde cómo es que alguien que busca la perfección en cada gesto que hace o palabra que dice. Esto no significa que tengamos que renunciar a mejorar, claro que no, pero siempre siendo sinceros con nosotros mismos y con los demás, teniendo presentes nuestras limitaciones y por supuesto nuestra potencialidad: siendo auténticos.

domingo, 24 de octubre de 2010

Optimismo


Estoy leyendo este fin de semana "La fuerza del optimismo" de Luis Rojas Marcos. Hacía semanas que no leía con tanta fluidez un libro. Y es que la manera en que explica cómo una actitud positiva hacia los acontecimientos que nos suceden nos influye, es extraordinariamente interesante.

Por supuesto, no hemos de confundir el optimismo con el pensamiento voluntarista que nos lleva a no evaluar correctamente los riesgos de nuestras decisiones y nos conduce a conclusiones equivocadas; pero el optimismo que no deja de lado las situaciones reales que nos envuelven, nos ayuda a superarnos, nos lanza una cuerda de esperanza a la que podemos agarrarnos para superar las adversidades.

Así que si todavía te planteas qué beneficios puede tener sobre ti una actitud positiva frente a los acontecimientos, no dejes de buscar respuestas en este libro, que como dice en la primera página, está dedicado a los hombres y mujeres abiertos a la idea de que la dicha y la desdicha no dependen tanto de los avatares de la vida como del significado que les damos.

sábado, 23 de octubre de 2010

Esencia en un pequeño frasco...

No he leído el Quijote, pero he tenido la suerte de encontrar este fragmento que sin duda merece la pena:

Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho;

los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones;
nuestros enemigos más fuertes, el miedo al poderoso y a nosotros mismos;

la cosa más fácil, equivocarnos;
las más destructivas, la mentira y el egoísmo;
la peor derrota, el desaliento;
los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor;

las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobre todo, la disposición para hacer el bien y combatir las injusticias donde quiera que estén.

¡Cuánto de cierto en tan pocas líneas!


miércoles, 20 de octubre de 2010

Información (o desinformación)

Actualmente los medios tecnológicos a nuestra disposición nos permiten acceder casi de forma inmediata a ingentes cantidades de información. Por supuesto y como siempre, gestionarla y procesarla requiere nuestro esfuerzo, lo que a su vez se traduce en nuestro tiempo.

Curiosamente, si hacemos el ejercicio de cuantificar qué hacemos a lo largo del día con nuestro tiempo, podemos llevarnos alguna sorpresa. Es posible que dediquemos más de lo que nos esperamos a actividades que pueden ser prescindibles o no tan necesarias de nuestra atención como hasta ahora.

Estamos aquí dos días, cuántas veces no hemos escuchado esta frase, así que de ti depende dedicar tu tiempo a actividades que contribuyan a tu crecimiento personal (pero que piden a cambio tu esfuerzo y dedicación) o dedicarte a conocer cuáles son los últimos comentarios de Belén Esteban sobre los problemas que nos acucian.

Tú decides...

jueves, 14 de octubre de 2010

Crisis y Oportunidad


Vivimos una crisis económica. Nada que no sepamos. Numerosos libros, documentales, expertos... que analizan sus causas. Está bien, pero creo que no nos basta sólo con eso. Esta crisis también es una crisis de valores. Nos hemos equivocado. Todos. Nos hemos dejado llevar por la algarabía de la fiesta y en raras ocasiones hemos cuestionado cómo lo estábamos viviendo.

Pero lo bueno de la crisis es que nos permite replantearnos muchas cosas. Empezando por nuestra manera de actuar. Por ejemplo, reducimos el gasto y lo reorientamos y redirigimos a adquirir productos en los que buscamos una mejor relación calidad/precio, valoramos más el servicio postventa, el número de pagos con tarjeta de crédito se reduce, ahorramos más, en definitiva, tendemos a vivir más de acuerdo con nuestros ingresos reales y no con una falsa sensación de riqueza.

Dentro de cada crisis hay latentes un sin fin de oportunidades. Sólo hemos de ser capaces de verlas o de crearlas. Aprovecharemos esta crisis y las que estén por venir, para replantearnos nuestra forma de hacer las cosas, y buscaremos la manera de mejorar. Porque al fin y al cabo, de eso se trata, de no dejar de aprender con lo que nos sucede y aprovecharlo para crecer como personas: en lo bueno y en lo malo.


martes, 12 de octubre de 2010

Etiquetas

Las etiquetas de un determinado producto nos ofrecen información del mismo. En nuestro día a día tendemos también a etiquetar acontecimientos y personas para tener una comprensión más sencilla y rápida de lo que nos sucede.

Pero en esta forma de actuar puede haber una trampa. En más de una ocasión nos dejamos llevar por nuestra tendencia al etiquetado y corremos el riesgo de proyectar sobre las personas características que no son sino simplificaciones propias y sencillas de la realidad. En definitiva abonamos el campo del prejuicio y las ideas preconcevidas, con el consecuente riesgo de interpretar la realidad que nos envuelve como algo inamovible e incuestionable.

"En algún momento, en algún lugar, crees que algo es verdad y te agarras a ello de tal manera que aunque la propia verdad venga a llamar a tu puerta, no le abrirás".

Quizás pues, sea interesante dejar entreabierta esa puerta y no llevarnos por el peso de nuestras etiquetas.

jueves, 30 de septiembre de 2010

¿Cómo nos motivamos?



De manera progresiva, las teorías psicológicas han ido evolucionando desde la búsqueda de motivaciones extrínsecas hasta las actuales que buscan una explicación a la cuestión anterior en causas más profundas y más propias de la condición humana: la motivación intrínseca.

Si bien es cierto que aspectos relacionados con la motivación extrínseca como el salario, son esenciales y deben estar correctamente diseñados, a partir de aquí la mayoría encontramos motivaciones mayores en aspectos relacionados con la autonomía, la necesidad de mejorar en nuestra profesión y el objetivo de lo que hacemos.

La motivación extrínseca es más propia de épocas y actividades industriales, mientras que la íntriseca poco a poco se va implantando en sociedades más desarrolladas y dinámicas, en las que las personas y sus necesidades cada vez tienen más peso en el seno de las organizaciones.

¿No te encontrarías mejor en una empresa donde se valorase más lo que haces que el tiempo que pasas en la oficina, donde no importase tu horario sino los objetivos que eres capaz de conseguir, donde te tratasen con respecto y confianza y te planteasen retos en lugar de tareas repetitivas?

Eso según Daniel Pink, es la motivación 3.0. Y hacia ella nos dirigimos, aunque a distintas velocidades.

martes, 28 de septiembre de 2010

El fin de una era


Vivimos el fin de la era industrial. Al menos en el mundo occidental que conocemos.

Tal vez no nos demos cuenta pero es así. Sólo hay que mirar a nuestro alrededor. Cada vez son menos los trabajos donde lo importante es el coste de los factores productivos. Y aquellos trabajos donde ésto es un elemento importante se deslocalizan. La ventaja comparativa es así. Y en este proceso de cambio se abre un amplio abanico de oportunidades.

Actualmente podemos disfrutar de la capacidad de crear prácticamente a coste cero. El talento, las ideas pueden ser aplicadas y puestas en práctica como nunca antes había ocurrido. Pasamos de la era del capital a la era del conocimiento, del talento.

El desarrollo de las tecnologías de la información ha favorecido este proceso. Una frase de Funky business lo expresa con claridad: "El talento hace bailar al capital". Y hoy en día todos somos poseedores de talento. Todos tenemos una enorme capacidad creadora esperando salir.

Ante esto hay dos opciones:
  • Aprovechar las nuevas oportunidades y prepararnos para ellas.
  • Quedarnos de brazos cruzados a la espera de que nuestro sector no sea el próximo afectado por una crisis.
¿Cuál eliges?

domingo, 26 de septiembre de 2010

Emociones


Descifrar nuestras emociones y las de los demás.

Parece algo sencillo, pero no hacerlo es una fuente de sufrimiento y enfrentamiento con aquellos que comparten su vida con nosotros.

La educación que hemos recibido en nuestra época escolar y en la mayor parte de los ámbitos de nuestras vidas, no ha favorecido precisamente el conocimiento de nuestras emociones y su correcta gestión, casi más bien al contrario. Tenemos tendencia a ocultar cómo nos sentimos, y lo peor de esto es que en más de una ocasión nos engañamos incluso a nosotros mismos. O eso creemos.

El psicólogo Csikszentmihalyi, realizó hace algunas décadas, un experimento en el que de forma aleatoria y durante algunas veces al día, hacía apuntar a un grupo de voluntarios cómo se encontraban en un momento determinado del día y qué estaban haciendo. Como ejercicio puede resultar interesante, y a nivel individual nos puede ayudar a tener un mapa semanal (por ejemplo) de nuestro estado.

Una buena manera, tal vez, de dedicarnos la atención que merecemos y el tiempo necesario para reflexionar sobre cómo nos sentimos.


Gracias Rafa por la sugerencia de insertar imágenes en los post.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Pistas sobre la felicidad...

Quizás algunos de vosotros lo hayáis visto, pero cuando Pili me lo enseñó, lo primero que pensé es que este vídeo da algunas buenas pistas sobre cómo conseguir sentirnos bien con nosotros mismos y encontrar nuestro camino hacia la felicidad.

Espero que lo disfrutéis:


jueves, 16 de septiembre de 2010

Daniel Pink

Como podéis ver, el libro que leo estos días es "La sorprendente verdad sobre qué nos motiva", de Dan Pink. Hasta donde he leído es enormemente atractivo y lo resumo en una idea: lo que hasta ahora ha servido para motivarnos, el efecto de la resompensa o el castigo, el palo y la zanahoria; en un gran número de actividades creativas deja de funcionar. En las tareas heurísticas como él las llama, vs tareas algorítmicas o enfocadas, lo que verdaderamente funciona es la motivación intrínseca, movida por tres motores principales: la autonomía, la maestría y el propósito.

Y si buscáis un hueco de 20 minutos, podéis clicar sobre el siguiente link y disfrutar con una exposición genial en la que Dan Pink, expone la idea. Podéis subtitular la conferencia con una opción que aparece un poco más abajo de la imagen.

http://www.ted.com/talks/lang/eng/dan_pink_on_motivation.html


¡Merece la pena!

lunes, 13 de septiembre de 2010

Martes con mi viejo profesor

Llegué a este libro a través de la lectura de “La Brújula Interior” de Álex Rovira, que sin lugar a dudas es uno de los más motivadores e inspiradores textos que he leído últimamente. Es curioso como los libros actúan como las personas. Unos nos conducen a otros y no paramos de aprender de lo que nos ofrecen.

“Martes con mi viejo profesor” es como esas personas que a veces se cruzan en nuestro camino y que despiertan en nosotros la curiosidad y las ganas de aprender acerca de aspectos que nunca antes nos habíamos parado a considerar. Es un libro inspirador. Algunas de las cosas que puedes encontrar:
  • ¿Estoy siendo la persona que quiero ser?
  • El amor es lo que te hace seguir vivo, aún después de que te hayas ido.
  • Muchas personas no han encontrado sentido en sus vidas, por eso corren constantemente buscándolo. Piensan en el próximo coche, en la próxima casa, en el próximo trabajo. Y después descubren que esas cosas también están vacías, y siguen corriendo.
  • Nunca es demasiado tarde.
  • Amaos los unos a los otros o pereceréis.
Son sólo algunas de las perlas que hay en este libro, aunque por su puesto,da para mucho más. Te hace crecer el espíritu. Te ayuda a reflexionar acerca de lo que somos como personas.

¡Aprovéchalo!

sábado, 11 de septiembre de 2010

No tengo tiempo

¿Cuántas veces nos decimos esto para justificar nuestra inacción?

¿A qué nos dedicamos a lo largo del día?

¿Cuántos momentos poco provechosos nos acompañan?

Si nos paramos a pensar un instante, seremos capaces de descubrir que en el fondo, lo que realmente nos ocurre es que llenamos nuestro tiempo con actividades en las que nos exigimos poco a nosotros mismos. La pereza y la comodidad nos vencen y lo peor es que señalamos la falta de tiempo como el chivo expiatorio culpable de nuestros males.

¿No podemos dedicarnos unos minutos a parar, respirar hondo y pensar en gestionar mejor nuestro día a día?

Desarrollemos nuestro sentido de la autocrítica y la responsabilidad. Sólo nosotros decidimos cuánto tiempo nos dedicamos. Pensemos en quienes somos, en lo que deseamos, en nuestras prioridades. Y actuemos. Sólo haciendo comprobaremos que la falta de tiempo es sólo una excusa, un calmante para nuestra conciencia.

¡Pruébalo! ¡Busca y encuentra tu tiempo!

sábado, 4 de septiembre de 2010

convencer vs comprender

Llevo demasiados días sin escribir nada. Demasiados. Tal vez sea porque las vacaciones del mes de agosto nos sirven incluso para desconectar hasta de ciertos momentos de reflexión y dedicación interior a nosotros mismos, paradójicamente cuando más tiempo deberíamos tener para ello. O tal vez haya sido sólo y sencillamente algo de pereza.

En cualquier caso, he tenido la suerte de haber encontrado un libro lleno de fuerza positiva: “Vivir es un asunto urgente” de Mario Alonso Puig. En uno se sus capítulos habla de la humildad y de cómo esta virtud que cada vez viene menos al uso, nos permite considerar las opiniones y creencias del otro como una oportunidad para conocer mejor el mundo que nos rodea, para enriquecernos en definitiva. Y en este sentido, el peso de la capacidad de preguntar y escuchar al otro es fundamental. Como él dice, muchas veces lo esencial no es convencer, sino comprender. La capacidad de comprender nos permite conectar con el otro y a partir de aquí todo es mucho más sencillo. Todo fluye de manera más natural, permitiendo el crecimiento mutuo.

Esta idea tan sencilla, pero que tenemos poco presente, me ha servido para darle vueltas al apartado de mi blog que dedico a comentar algo acerca de los libros que voy leyendo. A partir de ahora lo dejaré de llamar “un libro a la semana”. Parece algo pedante, y quizás sólo con este título pongo una barrera a los demás y no facilito que lean con naturalidad lo aquí reflejo.

Y para terminar, dar las gracias a todos aquellos que durante estos días de vacaciones han hecho que las sonrisas y los buenos momentos inunden los días. Y por su puesto, gracias a los que en algún momento, dedicáis cinco minutos de vuestro mejor activo a leer y mejorar este blog.

¡GRACIAS A TODOS!

sábado, 14 de agosto de 2010

El poder de las expectativas

"Para el profesor Higgins yo seré siempre una florista porque él me trata siempre como a una florista; pero yo sé que para usted puedo ser una señora, porque usted siempre me ha tratado y me seguirá tratando como a una señora."

Obra Pygmalión de G. B. Shaw


Seguro que alguna vez hemos oído hablar del efecto placebo. Guiados por la confianza que inspira la figura del doctor, tomamos una sustancia sin efectos directos sobre la dolencia a tratar y casi por arte de magia, experimentamos una mejoría en nuestro estado, provocada por las expectativas positivas que teníamos sobre los beneficios del tratamiento.

Su equivalente sobre nuestro comportamiento cotidiano es el efecto Pigmalión, en el que lo que otros esperan de nosotros, nos puede llevar a conseguir resultados que en un principio nos parecían poco realizables. Evidentemente, este efecto también tiene su vertiente negativa, ya las expectativas y creencias que proyectamos sobre los demás pueden afectar su conducta en detrimento de sus facultades y potencialidades.

Es conocido el experimento que se realizó a finales de la década de los sesenta en una escuela de primaria y que consistió en indicar a un grupo de profesores, que había algunos alumnos dentro de clase a los que se les había detectado muy buenos resultados en un test que valoraba sus capacidades intelectuales. A los profesores se les informó de quiénes tenían estas capacidades por encima de la media y al finalizar el curso se comprobó que en efecto, los resultados de estos chicos, habían sido mucho mejores que los del resto de la clase. Pero curiosamente este test nunca se realizó y el grupo de alumnos “especiales” había sido elegido al azar.

En efecto, las expectativas que los profesores habían depositado y proyectaban sobre el grupo de alumnos, facilitó que el comportamiento de los mismos se orientara en el sentido de satisfacer las expectativas puestas sobre ellos y del mismo modo los profesores también les dedicaron una especial atención.

Merece la pena pues, tratar a los demás no como lo que son, sino como lo que pueden llegar a ser, para que se conviertan en eso que pueden llegar a ser.

jueves, 12 de agosto de 2010

El mal holandés

En contra de lo que te pueda parecer, el mal holandés no consiste en perder tres veces la final de un mundial de fútbol. No es eso.

Así es como se denomina a la dependencia y las consecuencias que se derivan de que un país dependa excesivamente de los ingresos obtenidos a partir de las exportaciones de un determinado producto, y cómo éstas influyen negativamente en la competitividad del resto de su sector exterior.

Se le dio este nombre a partir del descubrimiento y la explotación de yacimientos de gas natural en el mar del norte por parte de Holanda a comienzos de la década de los setenta. El incremento notable de las exportaciones de este recurso natural, revalorizó la moneda holandesa y con ello perjudicó la competitividad del resto del sector exportador, que ahora era comparativamente más caro que sus competidores. Es decir, el beneficio de un sector de la economía, se tradujo en un dolor de cabeza para el resto de bienes y servicios exportados, así como en sus niveles de actividad y empleo.

En un escenario como este, aumentan las importaciones del país (que ahora resultan más baratas) y se encarecen sus exportaciones (que resultan más caras como consecuencia de la apreciación de la moneda) con el riesgo de contracción económica que esto puede suponer.

Muchos países que están intentando salir de la pobreza se encuentran en esta situación. Tienen la suerte de disponer de recursos naturales abundantes (petróleo, gas, diamantes, yacimientos de minerales...) que perjudican a otros sectores de la economía en lo que a exportaciones se refiere. Si a esto unimos que los mercados interiores no tienen el tamaño suficiente para servir de contrapunto en la balanza, el resultado final es fácil de adivinar. Además, en muchos casos aumentos importantes de los niveles de ayuda exterior pueden ser germen del “mal holandés” al acabar de forma artificial con la competitividad de su sector exterior, por lo que el problema se puede agravar.

¿Dejarlo para luego?

¿Por qué dejar para luego...

decir a alguien que le quieres,
sonreir,
empezar ese libro aparcado que tienes pendiente,
salir a dar un paseo,
disfrutar de un rato de silencio,
comenzar a hacer deporte,
mejorar tu alimentación,
dar las gracias,
apasionarte con lo que haces,
pensar en lo que te hace feliz,
conocerte un poco mejor,
empezar a actuar..?

Seguro que amplías la lista anterior con un montón de cosas que son importantes para ti.

¿Las vas a dejar para otro momento?


miércoles, 11 de agosto de 2010

Un poco más sobre las anclas

En el post anterior (hace demasiados días que no escribo nada) establecía una analogía entre el efecto anclaje y nuestras creencias limitantes.

En muchas ocasiones nos vemos agarrados por ideas preconcebidas que nos sujetan e impiden el desarrollo de todo nuestro potencial. Estoy comenzando a leer estos días de vacaciones, el libro de Matteo Motterlini “Trampas Mentales”, que en su primer capítulo habla del anclaje. Al final del mismo, sugiere que antes de tomar una decisión, tendríamos que intentar corregir el efecto que las anclas ejercen sobre nosotros ignorándolas o respondiendo a un ancla con otra igual de extrema pero de sentido contrario.

Como rápidamente se apresura a escribir esto es muy difícil, ya que muchas de nuestras decisiones las tomamos de manera automática y poco reflexiva y no queremos perder demasiado tiempo con ellas, y otras veces porque estas anclas están tan arraigadas en nosotros que simplemente pasan desapercibidas.

Pero merece la pena combatir nuestro ramillete de creencias limitantes y dedicar un tiempo a buscar cualidades dentro de nosotros que nos permitan levar anclas y no renunciar a aquello que deseamos.

lunes, 2 de agosto de 2010

Anclas

¿Crees que la población de Turquía supera los 5 millones de habitantes? ¿Puedes estimar su población?

Ahora repetiré la pregunta de otro modo: ¿crees que la población de Turquía supera los 65 millones de habitantes? ¿Puedes estimar su población?

Es curioso, pero las respuestas que se obtienen a la misma pregunta, formuladas con un valor numérico de referencia diferente, obtienen resultados dispares.

Este sencillo experimento se realizó por parte de Tversky y Kahneman a dos grupos y en el primer caso, la estimación de población estaba en torno a los 16 millones, mientras que en el segundo de los casos, la población se estimó en 35 millones.

A este fenómeno se le denomina anclaje, y como puedes ver, consiste en que al estimar un valor desconocido, éste se verá influenciado por cualquier número que tengamos en mente, por muy arbitrario que sea, y que ejercerá sobre nosotros una especial atracción.

En otro post, ya hablé del efecto de las creencias limitantes, y como introduciendo costes de oportunidad podíamos incentivarnos para superarlas.

Pues bien, en relación con esto, los abanicos de creencias limitantes actúan sobre nosotros como un ancla, aunque en este caso no nominal, pero si llevándonos hacia la inacción, el conservadurismo y la derrota por el miedo.

Cuando un barco parte para iniciar una ruta, un nuevo viaje hacia un destino conocido o ignoto, no tiene más remedio que levar anclas. ¿Y tú? ¿Quieres seguir tu viaje anclado a tus creencias limitantes, o prefieres levarlas y aumentar tu velocidad de crucero?

viernes, 30 de julio de 2010

Un libro a la semana _8

Aprovecharé que esta noche me está costando conciliar el sueño para hablaros de un libro que acabo de terminar hace unos minutos: “El club de la miseria” de Paul Collier, donde el subtítulo del libro es bastante elocuente: qué falla en los países más pobres del mundo.

En estos países viven unos 1.000 millones de personas afectadas por una situación de extrema pobreza como consecuencia de no haber aprovechado la posibilidad de subirse al tren del desarrollo. Por diversas razones permanecen estancados en lo que a crecimiento económico se refiere y los grupos de personas armadas de valor y entusiasmo por progresar y mejorar sus condiciones de vida, comparten escenario con aquellos que dentro de las mismas sociedades, se benefician de la actual situación y contribuyen al aumento de la desigualdad.

¿Cuál es nuestro papel y cómo podemos contribuir a que la situación mejore para tal cantidad de gente?

A esto es a lo que se intenta responder en este libro desde:

- El análisis de las trampas que facilitan el estancamiento de estos países: el conflicto, los recursos naturales, una geografía desfavorable y el mal gobierno.

- La imposibilidad de alcanzar las ventajas (¡si has leído bien!) de la globalización, como consecuencia del círculo vicioso en el que se encuentran.

- Los instrumentos de los que disponemos para actuar: ayuda económica (no más, sino gestionada de manera más eficaz), las intervenciones militares, marcos normativos y legislativos que favorezcan ambientes estables y una política comercial adecuada.

Acabo con dos frases que aparecen en el libro:

“El crecimiento no es la cura de todos los males, pero su ausencia es un mal que acaba con todo”

“El proteccionismo de los países ricos se disfraza y se alía con los románticos de la antiglobalización y los maleantes del tercer mundo”.

¿Crees que habría estado leyendo y escribiendo esta reseña hasta esta hora si no pensase que merece la pena que lo leas?

domingo, 25 de julio de 2010

Un libro a la semana _7

Me ha costado, pero finalmente he podido terminar “La estupidez de los más listos”, de Jim Nightingale.

El tema me llamó la atención cuando ojeé el libro por primera vez. El autor divide los errores en cuatro grandes grupos en función del comportamiento psicológico que subyace en cada uno de ellos:

Pensamiento voluntarista:
en el que los deseos intensos interfieren en nuestra manera de pensar y no nos permiten ver las cosas con claridad. Un optimismo llevado al extremo que nos induce a pensar que podemos hacer que las cosas salgan bien. Ejemplos de errores inducidos por este tipo de comportamiento, la burbuja de las empresas puntocom de los noventa.


Pensamiento mítico:
Nuestras creencias, generalmente basadas en experiencias previas correctas, que nos impiden adaptarnos a las nuevas situaciones con características diferentes a las vividas en el pasado. En definitiva, una falta de visión global. Como ejemplo, el fiasco de Long-Term Capital.


Pensamiento tribal:
Nuestra condición de animales sociales, muchas veces nos lleva a tener un comportamiento gregario que nos conduce al error. Ejemplos de este tipo nos lo ofrecen el seguimiento de algunas modas de técnicas de dirección que se siguieron en las empresas durante los 80, como los círculos de calidad.


Pensamiento real:
en el que guiados por las rigideces de la jerarquía o de poder no desarrollamos un adecuado proceso de toma de decisiones. Ejemplo de esto es el desastre del Challenger.


En definitiva, un tema realmente atractivo pero que en el libro no termina de engancharte, quizá por la elección de unos ejemplos un poco desafortunados. No obstante, me quedo con una de las frases que a modo de conclusión aparecen al final del libro:

“Resulta esperanzador que por cada fracaso documentado exista su correspondiente ocurrencia genial, y que por cada trampa en la que caemos parezca existir, por lo menos, una que evitamos”.

jueves, 22 de julio de 2010

Neuronas espejo y empatía

De repente me han entrado unas terribles ganas de bostezar… ¿te quedas a gusto cuando bostezas, verdad?

Seguro que te habrá resultado difícil evitar el impulso de bostezar que habrás notado sólo con leer la palabra.

Tus neuronas espejo se han activado y han generado en ti la necesidad de hacerlo.

Ellas también son las responsables de que en contra de lo que la mayoría de la gente pueda pensar, las campañas publicitarias dirigidas contra el tabaco tengan tan poca efectividad, incluso sean contraproducentes, ya que activan en el fumador sus neuronas espejo y generan en él el deseo de llevarse un cigarrillo a la boca. Y eso a pesar de las imágenes duras y las advertencias directas que aparecen en las cajetillas de tabaco. ¡Curioso!

Y estas neuronas son las responsables también de una cualidad innata en todos nosotros y que a veces no empleamos lo suficiente: la empatía. Nos alegramos cuando vemos a alguien sonreír o nos emocionamos cuando vemos una escena de amor en alguna película romántica. Es por su culpa por la que tenemos la posibilidad de ponernos en el lugar del otro, de hacer propias sus acciones, sensaciones y emociones.

En demasiadas ocasiones prescindimos de la empatía. Evitamos parar unos minutos a pensar qué lleva a una persona a actuar como lo hace y de este modo comprender algo mejor a los que nos rodean. Si sabemos cuáles son las motivaciones de los demás, podremos comprenderles mejor. Y eso requiere esfuerzo, por supuesto. Así que ¿por qué no dar un poco más de protagonismo en nuestro día a día a estas neuronas?

martes, 20 de julio de 2010

MR / MRS COACH

¿Eres de los que creen en la capacidad creadora del ser humano?

¿Eres de los que piensan que todos aportamos valor?

¿Ves un enorme potencial en la persona con la que mantienes una conversación?

¡Vamos! Tómate tu tiempo. Es importante que pienses en ello antes de continuar…

Sigamos un poco más.

¿Te conoces a tí mismo? ¿Te has planteado alguna vez cuáles son tus valores, tus propósitos, cuál es tu misión y cuáles son tus creencias?

¿Eres un observador de tí mismo? ¿Qué pasa a tu alrededor? ¿Qué pasa dentro de tí? ¿Lo comprendes? ¿Actúas con decisión y determinación?

Dentro de tu caja de herramientas, ¿ podemos encontrar algo de lo siguiente?

  • La empatía: la capacidad de ponerte en el lugar del otro, de valorar el impacto que tus decisiones tendrán en los demás, en el entorno. Buscando la armonía.
  • Espíritu constructivo: aprendiendo de tus errores y los de los demás, buscando soluciones que encajen con tu sistema de valores. ¿Y reconoces lo positivo que hay en los demás? ¿Elogias desde la convicción a alguien cuando crees que ha actuado de manera correcta?
  • Generosidad: compartiendo conocimientos y echando una mano. Buscando la forma de plantear los problemas de manera que éstos se hagan comprensibles para el resto.
  • Perseverancia: para que los obstáculos que se interponen en el camino sirvan de estímulo para tu creatividad y tu imaginación y te permitan superarlos o por qué no, encontrar un nuevo camino que te lleve al éxito.
  • Responsabilidad: para contigo y los demás, no dejando de lado el impacto que tus decisiones generarán en lo que te rodea.

Seguro que más a menudo de lo que piensas, sacas alguna de estas herramientas (y otras que no están aquí y que puedes añadir) y las utilizas. Reflexiona durante un rato… recuerda que el liderazgo es algo personal. Está relacionado con cómo nos manejamos en las situaciones frente a las que la vida nos pone en cada momento.

¿Eres un ejemplo inspirador para los demás?

Por descontado que dentro de tí hay algo en lo que sabes que eres realmente bueno y que nos sirve de inspiración al resto… ¡búscalo! ¡lo necesitamos!

domingo, 18 de julio de 2010

Senda de obstáculos / Camí d'esculls

He leído hace poco un libro del mismo título escrito por Ruth Roig, una persona que con diecinueve años sufrió, junto con otros amigos, un terrible accidente de tráfico que la dejó en silla de ruedas y con zonas de su cerebro afectadas después de sufrir un traumatismo craneoencefálico.

Sólo he visto a Ruth unas cuantas veces por la calles del Masroig, el pueblo de mi mujer Pili, pero despierta un gran sentimiento de admiración ver que hay personas que se crecen ante la adversidad, que no se dejan vencer por la tozudez de los acontecimientos.

En el libro, Ruth nos cuenta la lucha que ha supuesto para ella su nueva situación y cómo ha afrontado el reto con la ayuda de su familia y las personas que la quieren.

Desde aquí todo mi apoyo, mi cariño y mi ánimo para los que tienen la voluntad de mirar cara a cara a la vida y lo que ésta nos depara, afrontándolo con determinación e ilusión.

Me quedo con el último párrafo del libro: “Sueña, se tú mismo, porque vida no tienes más que una y la has de aprovechar… Y aprende cada día a tratar a los demás: ponte siempre en su lugar; si sientes que una actitud o un hecho te hace mal, probablemente también hará mal a aquella persona. Y se feliz sin esperar gran cosa: estando en paz contigo mismo, sembrando amistad… La felicidad existe para aquellos que tienen un montón de dificultades a superar.

¡Gracias por transmitirnos tu ánimo Ruth!

martes, 13 de julio de 2010

La economía conductual

Tradicionalmente la economía ha considerado al ser humano como un elemento racional en la mayoría de sus actuaciones. El homo economicus actuaba siguiendo un plan perfectamente trazado, en busca de la maximización de la utilidad.

Pero en muchas ocasiones, esto no sucede así. Nos vemos influenciados por nuestro lado emocional y más a menudo de lo que pensamos tomamos nuestras decisiones guiados por el lado derecho de nuestro cerebro.

Aquí es donde entra en escena esta nueva rama de la economía, que muy vinculada con la Psicología, toma como punto de partida el comportamiento de las personas ante un número variado de situaciones, y que en consecuencia, a veces llega a conclusiones diferentes de las que nos esperaríamos de la economía convencional.

Sin lugar a dudas, no podemos prescindir del estudio del comportamiento humano en una disciplina como la economía. Qué mejor ayuda para comprendernos a nosotros mismos, que analizar nuestra manera de actuar cotidiana y nuestras motivaciones o impulsos para hacerlo. Un conjunto de variables que complican los viejos modelos, pero que suponen un nuevo estímulo.

Si te atrae la idea, puedes encontrar más información acerca de nuestros impulsos irracionales y el comportamiento económico en el libro "Las trampas del deseo" de Dan Ariely.

"Imagine lo difícil que resultaría la Física si las partículas pensaran"

Murray Gell-Mann
, premio Nobel de Física en 1969

domingo, 11 de julio de 2010

Coste de oportunidad

¿Qué habría ganado si los recursos destinados a aquello a lo que los he destinado, los hubiese dedicado a otra cosa? ¿A qué renuncio cuando decido hacer lo que hago?

Por ejemplo, cuando destino 40 € de mi presupuesto a comprar dos polos, estoy renunciando a adquirir en ese momento, dos libros que me alegren la semana.

Se trata del eterno problema de asignar unos recursos limitados a aquello que creemos que nos produce mayor satisfacción en el momento de tomar la decisión. A esto se le llama coste de oportunidad.

En muchas ocasiones en lo que a nuestra actitud se refiere, actuamos basándonos en creencias limitantes. Nos movemos dirigidos por el miedo al que dirán, por la comodidad, por un sentido de falsa seguridad, por la falta de compromiso con nosotros mismos o con los demás, por el egoísmo...

Una buena forma de evitar actuar de esta manera puede ser la de introducir costes de oportunidad que nos permitan cuestionar estas creencias: ¿qué pasará si sigo pensando de esta manera? ¿Cambiaré alguna cosa haciendo esto? ¿Qué me estoy perdiendo de mi mismo con esta actitud? En definitiva, buscar el coste que nos está generando actuar de la manera en que lo estamos haciendo. Sustituir nuestras viejas creencias por nuevos paradigmas que nos animen a dar los pasos que anhelamos y hacer aquello que nos llena y que nuestro cerebro reptiliano nos evita realizar.

Esta idea surge después de un sábado de preguntas y reflexiones en el seminario de Raimon Samsó “Coaching inmediato” en Barcelona. Sólo tengo palabras de agradecimiento y admiración para alguien que transmite tanta pasión y honestidad en lo que hace.

A todos los que en algún momento de vuestro día transmitís pasión y amor en lo que hacéis, ¡gracias! porque ponéis (ponemos) un grano de arena para hacer de este mundo algo más transparente.

viernes, 9 de julio de 2010

UN LIBRO A LA SEMANA _6

¿Eres imprescindible?


Esta es la pregunta que Seth Godin nos plantea en este libro.


La respuesta es afirmativa si eres un eje. Este término describe a las personas que tienen la capacidad de crear orden a partir del caos, que inventan, conectan y hacen que las cosas pasen.


Para convertirnos en un eje lo primero que tenemos que hacer es querer serlo, pensando en nuestra opción. Somos dueños de nuestros propios medios de producción y hemos de aprovechar la ocasión que se nos presenta, aportando al mercado, a los demás, lo mejor de nosotros mismos, no prescindiendo de nuestra humanidad y aportando cambio.


“El arte es cualquier cosa que transforma a alguien para mejorarlo”.


Elijamos hacer arte venciendo nuestros temores y sin miedo a no acertar con la idea que lancemos a los demás.


“Eres responsable de tu propia experiencia”


¿Vas a dejarlo para luego?

martes, 6 de julio de 2010

EL REPTIL QUE NOS ACECHA

¿Qué pasa con nuestras emociones más básicas?


El miedo, el hambre, la sed de venganza, la combatividad, la lívido... en definitiva aquellos comportamientos que tienen que ver con nuestro espíritu de supervivencia.


Son sensaciones y emociones controladas por nuestra parte del cerebro más antigua y que le debemos a nuestros antepasados reptilianos.


En muchas ocasiones estas emociones básicas vencen a nuestra parte más racional y evolucionada: el neocórtex, que ocupa aproximadamente un 85% del tamaño de nuestro cerebro, y que sin embargo, en más ocasiones de las deseadas es derrotado por la parte más básica del cerebro.


Nuestro genio, creatividad, arte, capacidad de escritura, talento... residen en esta parte. En el de todos y cada uno de nosotros. Ahí está, esperando a que le demos rienda suelta, sin miedo. El miedo, escondido como una cámara de vigilancia en nuestro cerebro reptiliano muchas veces nos vence: no hagas eso, seguro que te saldrá mal. ¿De verdad quieres complicarte la vida ahora montando ese negocio, sacando adelante esa nueva idea que tanto te apasiona? Dichoso lagarto que nos vigila y acongoja.


Pero somos más fuertes que él. Debemos serlo. Apartemos de nuestros pensamientos al lagarto que llevamos dentro y dejemos que sea vencido por nuestra creatividad, nuestros ánimos de sacar adelante ese proyecto en el que estamos pensando, nuestras ganas de mejorar, de crecer.


¿Vas a dejar que venza tu lado reptiliano?

sábado, 3 de julio de 2010

UN LIBRO A LA SEMANA _5

El libro comienza de forma demoledora: Karl Marx tenía razón. Esta frase impactante resume la idea principal del libro “Funky Business Forever”, la revisión que Nordström y Ridderstrale, han hecho de su exitoso “Funky Business”.

¿Qué decía Marx?

Que los trabajadores eran los que tenían que tener los medios de producción. En la época del “Manifiesto comunista” éstos eran básicamente el capital y la esencia de la teoría comunista residía en la propiedad común de los mismos.

¿Cuál es ahora el principal medio de producción de la nueva economía?

¡EL TALENTO!: “El talento mueve al capital”. Y todos somos poseedores potenciales de talento. Eso si, el talento es algo individual y su propiedad no es colectiva... ¡menos mal!

En definitiva, ahora se nos abre un gran abanico de posibilidades donde no caben las excusas y donde cada uno de nosotros es responsable del principal medio de producción: el cerebro.

A partir de aquí se analizan cuáles son las características de los nuevos tiempos y la nueva economía que ellos llaman “funky”, en comparación con el ritmo de este estilo musical.

Cuáles son las fuerzas de este nuevo enfoque: tecnología, instituciones y valores y cómo éstos se han ajustado a un mundo basado en el conocimiento, donde la libertad ejercida con responsabilidad se sitúa en el eje de nuestras vidas.

Cuáles son las características de la nueva sociedad, donde la balanza de poder se inclina desde las empresas productoras de miles de productos al cliente exigente, informado y ACTIVO y todo ha pasado desde lo local a lo global y a la sociedad del tiempo real, donde se vive en directo. Una sociedad basada en la competencia y la mente, donde todos estamos conectados con todos.

En este entorno, las empresas han de adaptarse y definirse por nuevas características: fantasía + sentimientos + capital intelectual + capital psicológico + capital social, y donde “NOSOTROS DEBEMOS SER EL CAMBIO QUE DESEAMOS EN EL MUNDO”, en el que el liderazgo significativo vence: dirección, tolerancia, atracción y atención.

Si te apetecen 262 páginas cargadas de ideas y una visión innovadora del mundo que nos rodea, ¡este libro te espera a ritmo funky!

martes, 29 de junio de 2010

APRENDER

Hace unos días Sergio Fernández planteaba en su blog varias preguntas interesantes, entre las que me impactó especialmente:


¿Qué deseo personal te pone las pilas?


Le he estado dando vueltas a la cuestión, y he llegado a la conclusión de que lo que me motiva especialmente cada día y me ayuda a seguir adelante es la necesidad de aprender.

Necesito aprender para:

  • sentirme vivo
  • sentirme humilde
  • abrir mi mente captando nuevas ideas
  • crecer como persona
  • prepararme para resolver problemas
  • descubrir nuevas pasiones
  • divertirme
  • relajarme
  • labrarme un presente y un futuro mejores
  • reflexionar
  • cuestionarme cosas
  • volver a comenzar

Y lo mejor de todo esto, es que no hay nada más cercano y asequible a cualquiera de nosotros que aprender. Tenemos la capacidad de aprender de cada persona que nos rodea, de cada cosa que vemos o sentimos, de cada momento que vivimos.


No desaprovechemos las innumerables oportunidades que se nos presentan y además GENEREMOS MÁS.


¿Os apuntáis?