jueves, 13 de enero de 2011

De qué hablo cuando hablo de correr





Este es el título del último libro que he leído. Me resulta especialmente interesante leer cómo el hecho de correr de forma habitual ha supuesto en Haruki Murakami una elección que ha influido de manera determinante en su crecimiento personal y profesional. No puedo dejar de estar de acuerdo con él en muchas de las afirmaciones que hace en el libro, y de las que copio las que me han resultado más intersantes:

"La vida es esencialmente injusta. Pero incluso de las situaciones injustas es posible extraer lo que de justicia hay en ellas".

"El músculo se adquiere con dificultad y se pierde con facilidad, la grasa se adquiere con facilidad y se pierde con dificultad".
Esta frase me resulta especialmente interesante si por músculo entendemos aquellas acciones que requieren esfuerzo y sacrificio, mientras que en el lado de la grasa podemos poner aquellas situaciones en las que nuestro lado acomodaticio es el protagonista.

"El tabique que separa la sana autoconfianza de la insana arrogancia es realmente muy fino".

"Lo que de veras da calidad a la vida no se encuentra en cosas fijas e inmóviles como los resultados, las cifras o las clasificaciones, sino que se halla, inestable, en nuestros propios actos".

"Todo afeitado encierra también su filosofía".

Y la que me repito como un mantra cuando salgo a correr:
"El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional".

Espero que alguna de ellas os sea de utilidad.

Hasta el próximo post.

1 comentario:

  1. Molt bo mestre!! (m'estic fent addicte a córrer!! ;))

    ResponderEliminar